Salud sexual masculina y femenina

Cialis falso

alt_blog_14
Cialis Original

¿Cialis falso cómo saber?

Ahora podemos distinguir un Cialis auténtico de un falso
¿Por qué existe tanta Levitra y Viagra falsificada en el mercado? La respuesta es muy simple: es un modo muy seguro de hacerse otro “maletín con pasta”. La popularidad de estas medicaciones (si alguien no sabe, Cialis “reventó” a Viagra Original en ventas ya hace el año pasado) da vueltas a todos los límites concebibles, lo que motiva a los aficionados en hacer dinero fácil organizar cadenas de producción de falsificaciones. Además, el Cialis original, vamos a ser sinceros, no es nada de barato lo que promueve más razones obvias para la prosperidad de negocio negro en forjar marcas ya conocidas. Ciertas falsificaciones pueden causar daño a cualquier comprador inocente haciéndole sufrir no sólo de la ausencia del efecto farmacológico sino un efecto muy significativo de trastornos físicos.

Cialis falso puede ser peligroso para la salud
Recepción de preparaciones médicas falsificadas es lo mismo que jugar a la ruleta Rusa. Podéis tener suerte y comprar en el “mercado negro” tabletas que contienen la misma sustancia activa y en mismas dosificaciones, que la droga original o un genérico licenciado, pero sin saber de cuál purificación. Opción intermedia: la tableta puede ser como “concha vacía”, es decir, absolutamente inerte sin ninguna huella de la sustancia activa. En el peor caso, la tableta en vez de Tadalafilo (si hablamos de Cialis) contiene otras sustancias activas que pueden causar daño grave en salud del consumidor. En el año 2008, 149 personas de Singapur fueron hospitalizadas después de comprar Viagra falcificada que en vez de Sildenafilo llevaba en su compuesto gibenclamida que se utiliza para la diabetes. En resultado, en esos hombres se desarrolló hipoglucemia severa. Cuatro de ellos murieron dando la paga injusta por los pecados de defraudadores en farmacología.

Métodos avanzados en detección de Cialis falso

El éxito en la exposición de los garullas es directamente proporcional a los esfuerzos incrustados a este negocio sucio. Por ejemplo, en Gana, que tampoco es el país más rico del mundo, ya hace unos cuantos años que funciona un sistema construida por fondos de la Organización Mundial de Salud. En este país el problema de medicamentos antipalúdicos falsos es muy agudo. El sistema de detección de falsos consiste en asignar en cada caja de medicamentos un código alfanumérico que puede ser leído sólo después de quitar una capa protectora. Para comprobar la autenticidad el usuario envía el código por un SMS a un número de teléfono gratuito. Si los códigos no coinciden llega un mensaje con el número de teléfono a cual podéis recurrir sobre la falsificación.

En Estados Unidos para detectar falsificaciones en el 2012 se desarrolló un escáner llamado “detector de falsificaciones №3”. Este método consiste en pasar a través de la caja ondas de radiación y después comparar el color resultante  con el de etalón que corresponde a las normas del producto genuino. La desventaja de este escáner es la ausencia de la posibilidad de indetificar las sustancias en particular que incluyen la medicina del ensayo.

Las tecnologías del futuro
El trío de científicos desde la Universidad de Monreal – Felipe Lebel, Alexander Furtos y Karen Waldorn – crearon un aparato que puede no solo separar los granos de productos auténticos de falsos sino establecer los compuestos químicos específicos que son parte del producto que se está probando, y es que es muy preciso, y muy importante – rápido en hacerlo. Lebel y sus colegas desarrollaron un detector de algoritmo analítico de 80 substancias farmacológicas con cuales a menudo sustituyen a los ingredientes activos de Cialis, Viagra y Levitra.

¿Por qué es tan importante detectar Cialis falso?
Muy sencillo: cada día la frontera cruza una gran cantidad  de falsificaciones que tiene ser identificada muy rápido para tomar todas las medidas necesarias. Una expres- prueba ayudará a comprobar más productos cuestionables para evitar el daño (incluyendo moral) que podría causar a las personas. Los expertos creen que el invento de los científicos canadienses será puesto al uso para servicios de aduanas de al mayoría de los países avanzados en el próximo futuro.